Puente de 23, más de cien años sobre el Almendares

almendares
01/01/2018   921 Visitas  
Eliecer Cabrera CasasAutor: Eliecer Cabrera Casas

Al río Almendares lo han cruzado varios puentes a lo largo de la historia pero, sin dudas, el levantado a la altura de la Calle 23 de El Vedado, sobresale sobre otros cinco más que han resaltado en la historia por facilitar el desarrollo de la ciudad de La Habana.

A principios del siglo XX muchos ciudadanos influyentes pedían al gobierno la infraestructura que salvara las comunicaciones entre repartos en pleno auge como Miramar, country club, Kohly y Alturas de Almendares. Además, estaba también en juego la transportación entre las dos ciudades más importantes de la provincia en aquella época: La Habana y Marianao.

Los vecinos de La Habana del Este tuvieron que esperar décadas para ver construido el túnel de la bahía. En cambio en 1919 quedó inaugurado el oficial llamado Puente de Miramar, y conocido como Puente Pote, por el mote con que todos conocían al banquero José López Rodríguez, uno de los promotores de aquel nuevo reparto. Allí estaría hasta que lo derrumbaran en 1958, para dar paso en su lugar a un túnel que desde 1959 atraviesa el río.

El de 23 se inauguró el 23 de enero de 1911, y llevó por nombre original Puente Asbert, en honor del general Ernesto Asbert, entonces gobernador de La Habana. Nadie nunca lo llamó así, ni tampoco Puente Habana, como aparece en otros documentos; siempre fue el Puente de 23.

Hasta el momento quien deseara cruzar el río por la Avenida 23 tenía que atravesar un puente colgadizo muy estrecho, utilizado como vía peatonal, pues para pasar coches y carruajes de una orilla a otra había que valerse de una barcasa.

El primer proyecto para este viaducto data de 1907, y concebía una estructura metálica, algo muy a la usanza  de la época, donde el acero era el protagonista de estas obras constructivas. Pero enseguida se abandonó la idea por los daños que la cercanía del mar implicaba. Así se decidió construirlo de hormigón armado; algo en lo que ayudó la proximidad de la fábrica de cemento El Almendares, ubicada a unos 100 metros del proyectado puente.

La compañía española-norteamericana Champion& Pascual dirigió la construcción que demoró dos años y medio.

No se pudo encontrar el llamado “firme” para asentar los pilotes, por lo que se decidió apoyar la estructura en una balsa de hormigón armado, y así continuó la obra que, a punto de concluirse, tuvo el apoyo de la Havana Electric Railway Co., compañía norteamericana que posibilitó que nuestra capital tuviera uno de los primeros servicios de tranvías en el mundo.

La empresa construyó una doble vía de tranvías sobre el puente para llegar hasta Marianao, y también aportó la luminarias del viaducto.

El puente quedó con unos 214 metros de longitud y 13,5 metros de ancho. La obra costó más de 217 mil pesos y fue pionera en los puentes de hormigón armado en Cuba, un triunfo a la ingeniería civil de la época al que se sumó su arco principal con unos 58 metros de luz (distancia en proyección horizontal).

En 1940 se le hizo al puente una remodelación capital.

Compartir


Sea el primero en dejar un comentario ¿Tienes cuenta? Inciar sesión, ¿no tienes cuenta? Regístrese

Anúnciate con nosotros

Sabía que usted puede hacer que su perfil (lugar o servicio) sea visto en diferentes dispositivos móviles y/o computadoras. Simplemente póngase en contacto con nosotros por la vía que más cómodo le sea: escribiéndonos...


Empieza ahora!

Directorio

Viaje por toda Cuba a través de nuestro directorio y obtenga un Preview de sus sitios de interés; en él encontrara Categorías que satisfagan sus necesidades; Vea, Valore, Compare y Elija…


Ir al Directorio

Descarga la app y actualiza

¿Desea viajar sin perderse? ¿Le gustaría conocer los negocios existentes en cada provincia? Conoce Cuba es la solución, ofreciendo servicios offline de localización GPS y descripción de cada lugar publicitado....


Ir a Descargas

Envío de noticias por correo

CONTACTOS

*  Todos los campos son obligatorios. En cuanto recibamos su mensaje le responderemos en la mayor brevedad.