Varadero, un sitio privilegiado de Cuba

Varadero Galeria
07/03/2018   278 Visitas  
Rogelio SerranoAutor: Rogelio Serrano

Por Rogelio Serrano Pérez:

A principios del siglo XX Varadero apenas tenía unas 25 edificaciones. Los mosquitos hacían olas sobre toda la península de Hicacos y el agua potable llegaba por duros caminos en pipas tiradas por mulos. ¿Quién podría sospechar que unas décadas más tarde en ese inhóspito paraje empezaría a concretarse el balneario más importante de Cuba?

La historia de Varadero no empezó enlazada al ocio ni al turismo. En 1508 la península fue avistada por el español Sebastián de Ocampo durante un viaje de exploración. Durante el siglo XVI los conquistadores ibéricos expulsaron la población indígena y convirtieron el lugar en varadero (muelle y surtidor, de allí el origen de su nombre) y salina, para lo cual desmotaron sus bosques en poco tiempo. La sal abasteció una gran parte de la flota española desde 1587 y siguió en operación hasta 1961, y la madera tumbada sirvió para la confección de carbón. Las planicies se utilizaron para la cría de ganado y luego para la siembra de caña.

De los habitantes que encontraron los españoles se sabe bastante gracias a pictografías encontradas en las numerosas cuevas naturales de la península, que también sirvieron de escondrijo a piratas y esclavos fugitivos. En una de ellas, la cueva de Ambrosio, se halló el conjunto de pictografías más grande del Caribe.

La primera vez que alguien intentó vivir en Varadero fue a mediados del siglo XIX. Algunos vecinos de Cárdenas, atraídos por las playas de arena blanca y fina y aguas transparentes alzaron viviendas. Fracaso total. Los mosquitos los forzaron a huir. Pasado un tiempo regresaron y de nuevo los zancudos ahuyentaron a los hombres que, concibieron un tercer intento frustrado por un temporal que tumbó las escasas edificaciones.

Hubo que esperar a 1883 cuando diez tozudos cardenenses fundaron una especie de sociedad anónima para construir un caserío. Estos señores, considerados los padres fundadores del futuro balneario, adquirieron por poco más de 1 300 pesos dos caballerías de la península y construyeron la iglesia, la plaza del mercado y el parque. Sin embargo, por fecha de fundación se toma el 15 de diciembre de 1887, momento en que el Ayuntamiento de Cárdenas aprobó los planos del primigenio asentamiento.

El acceso a las playas era incomodísimo: siete horas en tren desde La Habana a Cárdenas y de allí o se iba en goleta o en carretón. Con todo, algunas familias cardenenses y habaneras establecieron allá sus casas de verano.

En 1926 Enrique Torres un comerciante del poblado construyó el primer hotel de la zona, al que nombró con su apellido. Esta instalación facilitó una de las pocas atracciones del recóndito paraje: las regatas. Dos canoas de seis remeros iniciaron la tradición de celebrarlas cada año el último domingo de julio.

A finales de los años 20, a pesar del inminente colapso bancario en Estados Unidos, la alta burguesía puso sus ojos en Varadero que, además es el punto de la Isla más cercano al país norteño. Un acaudalado norteamericano, Ireneé Dupont, compró la mitad de Varadero y procedió a la urbanización, elevando el precio de metro cuadrado de cuatro centavos a 100 pesos.

Una década más tarde empiezan las construcciones costosas con la Masión Xanadú y el Parque Josone, pero no es hasta la década de los 50 que ocurre el primer boom de la hotelería. Durante los años 60 y hasta los 80, Varadero se tornó un importante centro cultural. En el parque central se sucedieron innumerables conciertos, festivales, eventos deportivos y de ocio. Con el ligero aumento del turismo foráneo nace el Carnaval Internacional de Varadero, que llegó a extenderse los dos primeros meses del año.

En la década de los 90 se inicia la construcción de un considerable número de hoteles de alta categoría para desarrollar, mediante el turismo, una fuente de divisas y aliviar la crisis económica tras la caída del campo socialista.

El Carnaval Internacional vio su última edición en 1995 y con él se hace evidente la caída del concepto de turismo integral a favor de la concentración de las actividades en los complejos “todo-incluido”, modalidad sobre la cual trabajan los más de 50 hoteles de la pujante industria sin humo.

Las más de 16 000 habitaciones de Varadero cobijan a los clientes en una de las mayores infraestructuras hoteleras del Caribe. Con más de un millón de visitantes anuales es el primer centro turístico de sol y playa de Cuba y aporta entre el 30% y el 40% de los ingresos totales de su sector en el país.

Un delfinario, visitas a museos y a cuevas, paseos en barcos, centros de buceo, un aeropuerto internacional, prácticas de paracaidismo, surfing, campos de golf y de tenis, centros comerciales, un parque de diversiones para niños, tiendas de artesanos y pintores, casas de renta, cafeterías, restaurantes, discotecas… todo los ingredientes para pasar unas vacaciones memorables lo tiene Varadero, que con sus 22 kilómetros de playa sigue cada día dándole validez al esfuerzo de aquellos valientes de Cárdenas que lograron imponerse al clima y los mosquitos para alzar las primeras casas en este privilegiado lugar de Cuba.

Compartir


Sea el primero en dejar un comentario ¿Tienes cuenta? Inciar sesión, ¿no tienes cuenta? Regístrese

Anúnciate con nosotros

Sabía que usted puede hacer que su perfil (lugar o servicio) sea visto en diferentes dispositivos móviles y/o computadoras. Simplemente póngase en contacto con nosotros por la vía que más cómodo le sea: escribiéndonos...


Empieza ahora!

Directorio

Viaje por toda Cuba a través de nuestro directorio y obtenga un Preview de sus sitios de interés; en él encontrara Categorías que satisfagan sus necesidades; Vea, Valore, Compare y Elija…


Ir al Directorio

Descarga la app y actualiza

¿Desea viajar sin perderse? ¿Le gustaría conocer los negocios existentes en cada provincia? Conoce Cuba es la solución, ofreciendo servicios offline de localización GPS y descripción de cada lugar publicitado....


Ir a Descargas

Envío de noticias por correo

CONTACTOS

*  Todos los campos son obligatorios. En cuanto recibamos su mensaje le responderemos en la mayor brevedad.